martes, 27 de diciembre de 2011

AUTOCINEMA, Terror sobre Ruedas: Duel / Joy Ride

Hay una distante separación temporal entre ambas películas y muchos dicen que Joy Ride (Frecuencia Mortal) fue el remake de Duel, nosotros encontramos bastantes similitudes pero también bastantes diferencias. Y ambas películas se las presentamos acá.



Duel / Duelo, El Diablo Sobre Ruedas (1971)

Este film es la génesis de todas las películas de suspenso basado en persecuciones. Tiene un argumento bastante simple, que cuenta la historia de David Mann (Dennis Weaver). Un empresario que cruza el árido desierto estadounidense para juntarse con un cliente. Su apresurado paso se ve interrumpido por un viejo camión cisterna que marcha lentamente. Al rebasarlo el chofer del camión, un sicópata que no veremos nunca, comienza a perseguirlo para tratar de matarlo. Comenzando una persecución que dura casi toda la película.

El común y malhumorado David Mann.



Es una película lenta, y eso que fue pensada para la TV, que se toma el suspenso en largos silencios. Duel fue la primera película que dirigió un joven Steven Spielberg cuando solo tenía 22 años.

Spielberg nos invita a viajar con este empresario mostrándonos los paisajes del desierto, en planos bien compuestos y buscando ángulos de cámara novedosos para la época. Algo que hacen casi todos los cineastas jóvenes, incluyéndome.



Duel tiene el ritmo de las películas de época, lo que no quiere decir que nos aburriremos en la mitad. Cuando comienza la persecución estaremos durante la mayor parte de la película expectantes frente al televisor. Una road-movie que se basa en una cacería básica del gato y el ratón.

El anodino Plymouth Valiant 

Los automóviles cobran un papel importante, el auto de David Mann (Plymouth Valiant 1971) busca mostrarnos que su dueño es un hombre común, de clase media, que habita la ciudad y que ocupa el vehículo como fuente de trabajo. Este modelo era común en aquella época.

El malo de Duel un Peterbilt 281 1955


El camión es otra cosa. Un Peterbilt 281 de 1955, que no es elegido al azar, por la simple razón de que debía parecer intimidante, misterioso. El mismo Spielberg señalo que quería conferirle características humanas al camión y que este tuviese cara, un ejemplo llevado al límite es el camión que aparece en Maximun Overdrive con la cara del duende verde en su frontal.

Acechando desde la obscuridad

Acá no hay un asesino. El camión es el malo de la película y la historia por muy lejana que nos parezca está basada en un relato que escribió un hombre a un diario el 22 de noviembre de 1963 en la que conto que un camión lo persiguió por varios kilómetros son la única intención de sacarlo de la carretera.

Es un clásico del cine de autos y luego de verla nos invita a pensar y preguntarnos cuantos sicópatas al volante hay en las carreteras.

 

Nombre: Duel (Duelo, el diablo sobre ruedas)
Año de producción: 1971
Dirección: Steven Spielberg
Protagonistas: Dennis Weaver, Jaqueline Scott

Trailer:


Datos curiosos:

La película fue completamente grabada en exteriores en 13 días.

Durante toda la película nunca vemos al chofer del camión, Spielberg quiso que identificáramos al camión como el malo del la película.

El auto de David Mann fue de color rojo para que este resaltara en el desierto.

También se realizo un casting de camiones con el fin de encontrar uno que pareciera un rostro. Las patentes son intencionales con el fin de hacerlo parecer un asesino en serie.


Las patentes simulan las identificaciones falsas de un asesino en serie

Durante la escena de la cabina telefónica podemos ver un joven Steven Spielberg reflejado en el vidrio de esta. Un error de principiante.

Se ocuparon tres Plymouth Valiant distintos, para el film completo se utilizo un Valiant 1970 con un motor V8 318, además de un Valiant 1971 con un V6 255. En las escenas que se volvieron a grabar se utilizo otro Valiant con un Slant Six 255.

Se ocuparon dos Peterbilt 281, uno de los cuales fue el que se desbarranca en la escena final, la cual tuvo que ser filmada en un plano secuencia para ahorrar costos de producción. El otro Peterbilt apareció posteriormente en un capitulo de Hulk. Fue restaurado y sobrevive hasta nuestros días en el Brad Truck de Carolina del Norte.

La escena final del camión sirvió de inspiración para la escena final de la muerte de Tiburon, y la escena de la cabina telefónica fue inpiración para la escena de Trinity en Matrix.


El cine se nutre así solo, he aquí un ejemplo.

El auto que aparece como radiopatrullas no es tal sino un auto de control de plagas donde se lee “Grebleips Pest Control” la primera palabra es Spielberg escrito al revés.


Lean al reves la palabra de la puerta...

Muchos personajes secundarios de Duel vuelven aparecer en otros filmes de Spielberg, como la pareja de ancianos que viajan en un auto y que aparecen nuevamente en “Encuentros Cercanos del Tercer Tipo” y “Volver al Futuro”. La señora de la gasolinera Snakerama volvió a aparecer en la película ”1941”.





Joy Ride / Frecuencia Mortal (2001)



Justo 30 años después del estreno de Duel, se estreno Joy Ride, quizás sea solo una coincidencia, como se darán cuenta hay más similitudes que diferencias. Sin embargo, decir que Joy Ride es el remake de Duel no es hacerle justicia. Si esperamos ver rugir motores y mujeres bailando al ritmo de una música esta no es la película adecuada. Joy Ride nos muestra la simpleza de viajar, de cruzar de un extremo a otro un país a bordo de un auto.

Algo que puede ser muy entretenido o aterrador como el caso de esta película.



Protagonizada por un joven Paul Walker que ese mismo año protagonizaba otro éxito tuerca “Rápido y Furioso”. La película cuenta la travesia de Lewis Tomas (Paul Walker) quién decide cruzar estados unidos para ver a Venna (Lelee Soviesky) su amor platónico. Durante el trayecto recoge a su fracasado hermano Fuller para llevarlo hasta su casa. Durante el viaje Fuller compra en Wyoming una radio CB por 40 dólares, con el fin de divertirse durante el viaje. Mientras viajan le juega una broma por radio CB a un camionero que se hace llamar “Rusty Nail”. Este resulta ser un asesino y sicópata que los perseguirá a los tres por las carreteras, buscando su venganza.

Como verán esta historia posee similitudes con Duel pero se desmarca, al tener más subtramas que enriquecen más la película. Es una película entretenida que te mantiene expectante. Ya que contantemente ellos estarán arrancando de este omnipotente camionero invisible.



A diferencia de Duel, en Joy Ride nosotros no vemos al camionero, ni al camión hasta bien avanzada la película. Es por eso que resulta aun más aterrorizante el permanecer en la carretera debido a que cualquier vehículo se hace sospechoso.

Acá aparecen dos vehículos; Un Chrysler Newport de 1971 (Mismo año en que fue estrenada Duel) y nuevamente un camión Peterbilt 359.

Hay varios homenajes a Duel en esta película uno de los más significativos es el camión de Hielo que aparece en una de las escenas iníciales, en donde vemos al chofer revisar los neumáticos con un martillo de goma. En un plano de las botas similar al de la película de Spielberg.



El sutil homenaje de Joy Ride a Duel

Joy Ride, fue bien recibida por la crítica. Personalmente la encuentro una muy buena película. Vertiginosa y que al igual que Duel nos invita a viajar. Aunque irónicamente no disfrutaremos el viaje.


Nombre: Joy Ride (Frecuencia Mortal)
Año de producción: 2001
Dirección: John Dahl
Protagonistas: Paul Walker, Steve Zahn y Lelee Zobieski

Trailer:


Datos curiosos:

Se grabaron tres finales alternativos uno de los cuales dura casi 30 minutos, casi la mitad de la película, que se puede ver en el DVD original.

Como ya mencionamos anteriormente el camión de “ICE” es un homenaje del director a Duel.

El actor Ted Levigne hizo la voz de Rusty Nail, sin embargo el actor que lo interpreto fue Matthew Kimbrough. Ted levigne fue elegido por su voz y por su papel en Bufallo Bill en el Silencio de los inocentes.

Se filmo una segunda parte llamada Joy Ride Dead Ahead 2, con otros actores y que tuvo una fría recepción en taquilla.


La secuela de Joy Ride también ocupa un Peterbilt

En la segunda parte el camión se desbarranca al igual que en Duel.

Los invitamos a ver ambas películas, les podemos garantizar que no se aburrirán. Y se asustaran cuando les digan que deben arreglar una luz roja.

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada